Tribunal Supremo de España absuelve a los de Caso Librería Kalki

gen6

Caso Librería Kalki

Justificar o negar el exterminio judío, difundir ideas genocidas, incitar a la violencia contra negros, magrebís, homosexuales y discapacitados y defender la memoria de Adolf Hitler les ha costado a cuatro neonazis barceloneses entre dos años y medio y tres años y medio de prisión. En una sentencia muy amplia de 272 páginas, que reproduce varios de los textos publicados por los condenados, la Audiencia de Barcelona les impone además multas de hasta 6.000 euros. El fiscal había solicitado hasta ocho años de prisión. Sin embargo, el Tribunal Supremo, los absolvió.

El caso

Las diligencias judiciales se centraron en dos puntos clave: la librería Kalki, en la calle de Argenter, en el barrio de Santa Catarina de Barcelona, donde se vendían libros de ideología nazi, y el ya disuelto Círculo de Estudios Indoeuropeos (CEI), al que pertenecían los tres acusados que recibieron el mayor castigo. Se les condena, entre otros, por un delito de asociación ilícita, ya que, según el tribunal, el grupúsculo era una organización neonazi y paramilitar (sus miembros iban uniformados) que, según los estatutos del grupo que se reproducen en la sentencia, constituía «un férreo colectivo de monjes guerreros, un círculo interno de nacionalsocialistas y de hitleristas fieles, firmes, seguros e imperturbables».

Por eso, han sido condenados a tres años y medio de prisión el presidente del CEI, Ramon B.; el delegado en Catalunya y dueño de la librería Kalki, Óscar P.; y el que fuera su secretario, Carlos G.. En su sentencia, la sección decena de la Audiencia condena a dos años y medio a un cuarto procesado, Juan Antonio Ll., administrador de la editorial “Ediciones Nueva República”, dedicada a publicar libros que justificaban el exterminio judío e incitaban a la discriminación y el odio racial, entre otros medios a través de la librería “Kalki”, especializada en publicaciones de temática fascista.

No les sirvieron como atenuante los 18.000 euros que donaron a organizaciones como Comunidades Israelitas, SOS Racisme y Amical Mauthausen. Según la Audiencia, es «una suma ridícula en atención a la extrema gravedad de los hechos».

Aunque el Tribunal Constitucional no consideró, en noviembre del 2007, la negación del Holocausto como un delito, la Audiencia de Barcelona resaltó ayer que «banalizar y ridiculizar el Holocausto, como se hace en algunas de las publicaciones, es también una forma de justificar el genocidio». Y justificar el exterminio sí es delito, también según el Constitucional.

Tomado de http://www.nuevorden.net/h_12.html.

Nota de Prensa de: Servicio de Delitos de Odio y Discriminación de la Fiscalía Provincial de Barcelona

En relación a la sentencia dada a conocer en la mañana de hoy por la sala segunda del Tribunal Supremo en el asunto conocido popurlamente como “Librería Kalki” y en la que se absuelve a las personas que en su día fueron condenados por la Sección Décima de la Audiencia de Barcelona, el Servicio de Delitos de Odio y Discriminación de la Fiscalía Provincial de Barcelona expresa su lógico acatamiento a la vez que su firme discrepancia con su contenido y ello por realizar una interpretación de los delitos de provocación al odio, la violencia y la discriminación del art. 510 del código penal y del delito de difusión de ideas que justifican el genocidio del art. 607.2 cp que clamorosamente se aparta de las previsiones establecidas en los tratados internacionales ratificados por España, de la doctrina del Tribunal Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, así como de los principios marcados por la Comisión Europea en su decisión marco 2008/913 y de las recomendaciones provinientes de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, del Consejo de Europa a través de la ECRI (Comisión Europea contra el Racismo y la Intelerancia) como la de Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Dicha sentencia, si bien constituye por el momento una resolución judicial aislada sin valor jurisprudencial, entorpece y dificulta la persecución de los delitos cuya motivación se basa en el odio y el desprecio hacia las personas por su raza, etnia, origen, orientación sexual o identidad de género, creencias religiosas o discapacidad, entre otros motivos discriminatorios.

La Fiscalía Superior de Catalunya y el Servicio de Delitos de Odio y Discriminación de la Fiscalía Provincial de Barcelona han solicitado en la memoria del año 2010 la inmediata reforma del art. 510 del código penal para evitar resoluciones judiciales contrapuestas en su interpretación y aplicación.
_______

La Federación de Comunidades Judías de España deplora de la sentencia absolutoria del Tribunal Supremo a la librería Kalki

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) discrepa profundamente de la decisión del Tribunal Supremo de absolver a las personas condenadas por la Audiencia de Barcelona por vender textos en la librería Kalki que incitan a la violencia racista en general y antisemita en particular.

Los judíos españoles vemos con mucha preocupación que la Justicia española, tan sensible para determinadas situaciones, no considere la venta de libros que niegan el Holocausto y promueven el racismo contemplado en nuestro Código Penal como un delito tipificado.

Como acusación particular del caso, la FCJE se suma y alaba la iniciativa de la Fiscalía Superior de Catalunya y del Servicio de Delitos de Odio y Discriminación de la Fiscalía Provincial de Barcelona, con el fin de que se reforme de manera inmediata el artículo 510 del Código Penal y, de esta forma, garantizar la persecución de actividades y actitudes que inciten al odio y desprecio por motivos de raza, etnia, origen, religión, tendencia sexual, identidad de género y discapacidad, sin posibilidad de interpretaciones jurisprudenciales sesgadas.

La legislación española en materia de racismo y xenofobia tenía que haberse reformado antes del día 28 de noviembre de 2010 según exigía la “decisión marco” de la Unión Europea.

Precisamente los dos delitos de los que se absuelve a los miembros de la librería Kalki son exactamente los que están en el mandato: incitación al odio racial y xenófobo y la negación del Holocausto.

Madrid 6 de Junio 2011
_____

Nota de Prensa de la Embajada de Israel

Sentencia del Tribunal Supremo Sobre la Librería Kalki

5 de Junio de 2011

Israel ve con mucha tristeza y preocupación la sentencia absolutoria del Tribunal Supremo de España para los dueños de la Librería nazi Kalki, permitiendo así la difusión de libros que incitan al odio y niegan el Holocausto.

Israel cree que es una decisión que apoya la violencia racista y demuestra falta de conocimiento histórico. El derecho a la libertad de expresión no puede amparar acciones o ideologías que incitan a la violencia y al genocidio.

Israel espera que se encuentre el camino para que la sentencia condenatoria de la Audiencia de Barcelona de 2009 y el voto minoritario recogido en la sentencia del Supremo sean la base jurídica para impedir la incitación al odio y la negación del Holocausto.

Departamento de Prensa
Madrid, 5 de junio de 2011

Dejar un comentario

*