Jurisprudencia constitucional sobre la igualdad de derechos, la equidad de géneros y el interés superior del niño.

Jurisprudencia constitucional nicaragüense sobre unión de hecho estable, la igualdad de derechos, la equidad de géneros y el interés superior del niño o la niña.

En esta sentencia N. 1546 del 2012 de la Sala de lo Constitucional de la CSJ de Nicaragua aborda y desarrolla de manera singular los temas relacionados con la unión de hecho estable, la igualdad de derechos, la equidad de géneros y el interés superior del niño o la niña.

En Recurso de Amparo, la “recurrente se queja que la resolución del Concejo Municipal de Tipitapa de adjudicar el título del lote 29, del bloque BM ubicado en el barrio Pedro Joaquín Chamorro a los menores Jeffrin Rafael Rojas y Erick Javier López Rojas, dejando como albacea a la señora Sonia Modesta Ruíz Orozco, violenta los derechos constitucionales de su nieto Erick Javier López Rojas de trasladar el dominio de dicho lote de padre a hijo, oponiéndose a la legislación sucesoria, violentando con ello el principio de igualdad y el defensa frente al despojo de los bienes dejado por su padre y luego le imponen la sanción de compartir con otra persona los referidos bienes que solo a él le corresponden”.

La sentencia expresa que “…el Estado debe establecer la protección jurídica de los derechos de la mujer sobre la base de la igualdad con el hombre y garantizar por conducto de los tribunales competentes y de otras instancias públicas, su protección efectiva contra todo acto de discriminación. El expreso reconocimiento constitucional de la igualdad entre el hombre y la mujer como presupuesto de  la seguridad y la justicia, conlleva la obligación de los poderes públicos de formular y ejecutar políticas para alcanzar la igualdad entre hombre y mujeres,  asegurar la protección social, económica, y jurídica de la familia, así como la protección integral de los hijos. Estos principios constitucionales también se consagran en instrumentos internacionales como la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer (CEDAW), la que ha sido ratificada por el Estado de Nicaragua”.

También manifiesta que el “… principio de igualdad tiene que extenderse no solo en la constitución del matrimonio o la unión de hecho estable, sino también a lo largo del mismo y hasta su extinción, de modo que el hombre y la mujer tengan los mismos derechos, obligaciones y cargas. Fruto del consentimiento entre el hombre y la mujer, estos deben asumir una serie de derechos y deberes que tienen que ser aplicados por igual a ambos en interés de la familia”.

Y respecto al interés superior del niño y la niña, que “…la resolución del Concejo Municipal también se basa en el interés superior del niño, que implica el deber del Estado de proteger y privilegiar los derechos de los niños. Tal derecho implica que toda decisión del Estado o cualquier institución privada deben ser orientadas, inspirada y determinadas por el interés superior del niño, dado que dicho principio es un instrumento jurídico que tiende a asegurar  el bienestar del niño en el plano físico, psíquico y social. Es una obligación de las instancias de las organizaciones públicas o privadas examinar si este criterio está realizado en el momento que se debe tomar una decisión con respecto a un niño y que represente una garantía para el niño, que su interés a largo plazo será tenido en cuenta. Dicha exigencia a juicio de esta Sala Constitucional se cumple en el presente caso, pues la medida de adjudicar el lote de terreno para los dos hijos de la señora Elizabeth Rojas Ruíz y no solo al hijo de la pareja ya fallecida,  está basada en el interés superior del niño y en un acto de justicia y de igualdad pues ambos tienes derechos equivalentes y por ende deber ser objeto de un mismo trato jurídico. El interés superior del niño es un derecho que tiene prioridad sobre cualquier otro derecho que pueda afectar los derechos fundamentales del menor. Así, ni el interés de las abuelas, ni de la sociedad ni del Estado puede ser considerado prioritario en relación a los derechos de estos dos menores. Expuesto lo anterior se considera que no existe violación alguna a los supuesto derechos constitucionales invocados por la recurrente, pues la resolución fue dictada en el marco de las funciones que la ley le otorga a la los Concejo Municipales y la misma fue fundamentada en la igualdad de género y en el interés superior del niño, por lo que debe rechazarse el presente recurso de amparo”.

Para leer más bajar el documento en PDF

SENTENCIA NUMERO 1546-2012 EXP. 1152-11-NO HA LUGAR

Foto recuperada de: http://www.planetaellas.com/wp-content/uploads/2012/01/equidad-de-genero.jpg

Dejar un comentario

*