Justificación

Actualmente, las instituciones del sector público en América Latina están viviendo un proceso de Reforma y Modernización del Estado el cual se ha venido desarrollando desde inicios de los ´90. Uno de los aspectos que se ha establecido como estratégico para la buena marcha del proceso de Reforma y Modernización del Estado es el de generar mayores capacidades y habilidades en los funcionarios públicos –acorde a la naturaleza de su función pública y de la misión institucional- para responder a las demandas ciudadanas a la vez que su actuación debe enmarcarse bajo los parámetros de eficiencia, eficacia y transparencia en la utilización de los recursos públicos.

 En este sentido las instituciones públicas también deben de considerar que en su diario actuar, establecen relaciones con los privados en ámbitos de negocios, donde en muchos casos los privados cuentan con ventaja dada la expertis y el fin que persiguen que es la obtención de utilidades. Por tal motivo se requiere de funcionarios públicos capacitados que respondan a una finalidad pública que no es más que la obtención de beneficios que impacten a la colectividad.

 Sumado a la anterior se están dando cambios que pasan por la creación de nueva normativa que establece nuevas reglas en materia de contrataciones, por la influencia del derecho comunitario europeo y por los tratados de libre comercio en la región. Asimismo, producto de la puesta en marcha del sistema electrónico de contrataciones del sector público, que implicará la informatización del procedimiento contractual en su conjunto partiendo lógicamente desde su programación.