Presentación

La seguridad jurídica no sólo es personal sino para las inversiones es indispensable. Es decir, no sólo la protección a la vida, la libertad y la integridad física concierne a la violación de los derechos básicos, sino también a otros derechos importantes como para las empresas, su seguridad en las inversiones y con la actividad administrativa estatal.

Uno de los componentes del Estado de derecho que se relacionan y en la que se toman decisiones empresariales y de inversión, es la Administración pública.  Esta realidad, sin duda, debe de motivar a las empresas para preparar y especializar a su personal en el ámbito administrativo con la finalidad de que cuando éste entre en contacto con la Administración estatal conozca el marco conceptual, legal y práctico que determinan las relaciones entre dicha administración y la empresa privada, y esto colabora a su seguridad jurídica, en tanto y en cuanto, las relaciones estarán fundamentadas, a lo menos en el mundo legal, en buena práctica gerencial y profesional de cómo llevar a cabo las relaciones con la Administración pública y los intereses de la empresa.

Esta obligación de especializarse no sólo es para los profesionales del derecho, sino para todo aquel profesional (contadores, ingenieros, arquitectos, economistas, etc.) que desde su responsabilidad profesional o laboral tiene que relacionarse o tomar decisiones en el mundo de la Administración pública. Para tomar decisiones, hay que tener conocimiento e información, las Empresas y los profesionales deben de invertir en ambas cosas, y nunca mejor, para que sus decisiones e inversiones estén bien fundamentadas, y asesorar adecuadamente, deben de invertir en la especialización.